Netflix va a acabar con las personas que comparten contraseñas

AL parecer, el gigante de la televisión por streaming ha cesado su tan paciente espera y por fin ha decidido acabar con los que comparten contraseñas.

Obviamente esto va a irritar a muchas personas que usan las cuentas de forma comunitaria o como hacen en Venezuela que alquilan las pantallas que les sobran para obtener una ganancia por ello. Sin duda los pone a comerse las uñas.

Netflix ha comenzado a usar un servicio de autenticidad y verificación de dos factores, una forma de mantener las cuentas seguras usando por otras grandes plataformas digitales como Google o billeteras digitales como Airtm en Venezuela.

Lanzó este servicio en una versión de prueba que ya pueden ver la mayoría de sus usuarios en línea y ya algunas personas han comenzado a ver un anuncio que interrumpe su programación con un mensaje que dice que si no vives con el propietario de la cuenta es necesario que se abra una propia para poder seguir sintonizando el programa.

Esto ha debido ser un susto para quienes estaban terminando de ver esa temporada final de la serie que más les gusta antes de que Netflix la cancele, como es ya tradición.

Viéndole el lado positivo y tomando en cuenta que el servicio no se diseñó para que terceros alquilaran sus pantallas, representa una ventaja para los usuarios honestos, pues todo lo que busca Netflix es saber quién está usando realmente las cuentas y por supuesto, evitar el uso compartido de una cuenta sin el consentimiento real del legítimo dueño.

Okey, ahora debes estarte preguntando cuál es el problema si te da la gana de compartir tu usuario y contraseña con tu primo que vive en otro lado o un amigo.

Para empezar, está especificado en los términos y condiciones de usado de Netflix que esto puede acarrear consecuencias graves y por último es que no tienes control verdadero sobre el inicio de sesión. No sabes si tu amigo comparte el usuario con toda su familia ni con quien su familia lo compartirá.